"...Hay documentación histórica suficiente como para demostrar que la antigua ruta de peregrinación a Santiago salvaba el río Sil en barca desde la parroquia de Torbeo"

 Hoy en www.diariodeleon.es

- El Jacobeo de los Patrimonios de la Humanidad

Ayuntamientos gallegos piden incluir la Ribera Sacra en el Camino de Invierno, que completaría el paso por Las Médulas

El Camino de Invierno está llamado a convertirse en la ruta jacobea que concentre el mayor número de parajes Patrimonio de la Humanidad. Las Médulas —pasa al lado—, que ya lo son, y la Ribera Sacra, en Galicia, cuya declaración por la Unesco se espera para el año que viene. Y aún se podría añadir la propia ruta, si se ampliasen los cinco itinerarios que ahora lo son, el Francés, el Camino Costero, el Camino Primitivo, el Camino Lebaniego y el Camino Interior Vasco-Riojano.

Sin embargo, en el Camino de Invierno, que se inicia en Ponferrada, está todo por hacer a las puertas de un nuevo Año Santo Compostelano. Nació históricamente como ruta alternativa al Cebreiro en los duros meses del invierno siguiendo el curso del Sil y, por no tener, todavía no tiene ni un reconocimiento oficial por la Junta de Castilla y León. Y en Galicia, aunque está oficializado, falta aún definir el itinerario definitivo.

Tanto está por hacer que, esta semana pasada, el Ayuntamiento de Monforte de Lemos se sumó a los de Ribas de Sil y A Pobra do Brollón para que se reconozca un ramal por Vilachá, que llevaría a los peregrinos por el cauce del río Sil; incluso deberían pasar de un lado a otro. La resolución aprobada por la corporación monfortina recoge los argumentos de la asociación de vecinos de Vilachá de Salvadur, que sostiene que hay documentación histórica suficiente como para demostrar que la antigua ruta de peregrinación a Santiago salvaba el río Sil en barca desde la parroquia de Torbeo, en el término municipal de Ribas de Sil, y la de Vilachá de Salvadur, en A Pobra do Brollón, ambos en la provincia de Lugo.

La cuarta etapa de peregrinación, según el calendario definido por la asociación gallega que promociona la ruta, parte de Quiroga y llega a Monforte. Aunque el peregrino disfruta de la Ribera Sacra, no es lo mismo desviarse por pequeños pueblos que pasar por algunos de los lugares más espectaculares del río. La asociación de vecinos de Vilachá argumenta que el tramo que reivindican sería precisamente el único del Camino de Invierno que pasaría propiamente por una candidatura que tiene todas las papeletas para ser Patrimonio de la Humanidad.

Para el alcalde de Carucedo, Alfonso Fernández, el Camino de Invierno pueden beneficiar, y mucho, al Bierzo. «Es un atractivo de primer orden; a los madrileños no les importa hacer 100 kilómetros», explica gráficamente sobre lo que pueden suponer dos parajes Patrimonio de la Humanidad a tan corta distancia.

Fernández recuerda que en el anterior mandato ya pidió a la Junta oficializar esta ruta jacobea que parte de Ponferrada y pasa por los municipios bercianos de Priaranza, Carucedo, Borres y Puente. Tampoco es que quiera ser, aclara, una competencia al Camino Francés, que discurre por buena parte del Bierzo, «porque el que hace una vez el Camino después hace otro y otro... No va a hacer siempre el mismo». «Es más, Las Médulas promociona todo el Bierzo», añade para evitar polémicas.

La Consellería de Cultura de la Xunta de Galicia no ha definido el itinerario pero ya ha anunciado una inversión de 1,2 millones de euros para acondicionar y mejorar la señalización de casi 200 kilómetros del Camino de Invierno en la comunidad vecina, a su paso por 14 ayuntamientos.

La Unesco notificó el pasado marzo a la Xunta que la candidatura de la Ribeira Sacra está entre las 24 propuestas para ser presentadas y sometidas a estudio y debate en la 45ª sesión del Comité del Patrimonio Mundial que tendrá lugar el año que viene.

Mientras, en el Bierzo nada se mueve. Como si no fuera a ser Año Santo Compostelano. La pandemia no puede paralizar todo.