"O Fuluxento" una aldea, hoy sin dueño, que en su día fue habitada y propiedad de Fernando de la Peña, hijo de la señora Pilar de Filgueiro, Torbeo.

 La Voz de Galicia, del pasado día dos, publica un artículo de Luis Díaz en el que se resume la reciente historia de esta aldea, situada frente a los soutos de Torbeo. 

Manuel Gomez Guntiñas (Bodega Val de Quiroga) fue el último niño que nació en el Fuluxento, en 1947. El embalse anegó  los  prados y tierras mas fertiles que se encontraban en las proximidades del río y fue Saltos del Sil quien compró a los vecinos, en los años sesenta, las fincas y las casas.

Con posterioridad Fernando se hizo con la propiedad  donde vivió unos cuantos años.