La iglesia de Santa María de Torbeo en la "Red Europea Transrománica" .-

 lavozdegalicia.es

 La Ribeira Sacra entra en la Red Europea Transrománica. 

  Se trata de un itinerario cultural que promueve el Consejo de Europa y la candidatura lucense es la tercera que se acepta de España.

  El presidente de la Diputación de Lugo, José Tomé, anunció este jueves que la Asociación de Ruta Transrománica, itinerario cultural que promueve el Consejo de Europa, acaba se incluir en su red al románico de la Ribeira Sacra. De esta forma, será el tercer elemento patrimonial de España que forma parte de este red del románico europeo, tras la ciudad de Zamora y el monasterio de Santo Domingo de Silos, en Burgos.Tomé, que había anunciado hace casi un año que la Diputación preparaba un expediente sobre las cualidades del románico de la Ribeira Sacra para optar a esta red, apuntó que esta noticia ayudará a la promoción turística de la zona y a incrementar el reconocimiento de cara a conseguir ser Patrimonio Mundial por parte de la Unesco...

...Diez templos, en diez concellos

  En el expediente que presentó la Diputación al comité científico de la asociación europea se incluyeron diez ejemplos de románico de la Ribeira Sacra e otros tantos concellos, aunque como explicó Tomé en el futuro irán incluyendo más monumentos, ya que cifró en 47 las iglesias románicas de la Ribeira Sacra lucense, 16 que tienen elementos románicos y 31 con orígenes medievales.Las diez elegidas, y que formarán parte inicial de este itinerario cultural son: Monasterio del Divino Salvador de Pantón, iglesia de San Xoán da Cova en Carballedo, iglesia de Santa María de Nogueira do Miño en Chantada, iglesia de San Pedro de Ribas Altas en Monforte, iglesia de San Facundo de Ribas de Miño enParadela, iglesia de San Nicolás o San Juan en Portomarín, iglesia de Santa María de Torbeo de Ribas de Sil, iglesia de Santo Estevo de Ribas de Miño en O Saviñao, iglesia de Santa María de Proendos en Sober y iglesia de Santa María dos Freires en Taboada.Tomé explicó que el comité científico que evaluó la candidatura lucense alabó el expediente y valoró la cantidad de elementos románicos tan bien conservados, destacando en especial a San Nicolás de Portomarín, a Santo Estevo de Ribas de Miño y al monasterio de Pantón.