"...mercenarios y esclavos del caciquismo sectario con piedras en las manos y el nombre del cacique de Rivas de Sil en la boca, hicieron escarnio del párroco y clero cuando iban a comenzar los cultos al Santísimo Sacramento en la parroquial de Santa María de Torbeo" ...junio de 1903

 “El Norte de Galicia” de 26 de junio de 1903.

Estando el clero en disposición de dar principio a los cultos del Santísimo Sacramento en la parroquial de Santa María de Torbeo, unos cuantos mercenarios y esclavos del caciquismo sectario han llevado a cabo el más horrendo de los crímenes.
Con azadones, palos, piedras en la mano y el nombre del cacique de Rivas de Sil en la boca tomaron las posiciones, que conducen a la iglesia, y no solo hicieron escarnio del párroco y clero, que le acompañaba, haciendo ademán de arrojarle piedras y dirigiéndole dichos más o menos insultantes, sino que además impidieron que gentío inmenso asistiese a tan solemne acto.
A causa de esto contadas personas asistieron al culto divino y la procesión no pudo salir por las vías de costumbre.
La función se celebraba a expensas del párroco. Los alborotadores se apoyaban en que no era día de fiesta.
Nada se pudo conseguir a pesar de la pública promesa de que no se le tendrían los cultos, que ellos determinasen y el día que quisieran.
El dolor y profunda pena , que en este momento embargan mi alma, no me permiten hacer las consideraciones, que sobre lo sucedido creo oportunas, y me limito por hoy a dar la voz de alerta a los católicos de Quiroga; “retar al tirano y cacique de Rivas de Sil para que responda a los cargos, que contra él he de formular, a lanzar la más enérgica de las protestas contra tal acto de salvajismo y dirigir humilde súplica a las autoridades para que dejen caer todo el peso de la ley sobre el culpable”.
MAXIMO

Quiroga, Junio de 1903