En abril (2), el dieciocho, feria en Castro Caldelas.-

Y de las más concurridas del año, allí estuvimos también los de Torbeo, los quince minutos de camino se hacen de muy buena gana. Y no podían faltar los viveros con las plantas para la huerta; de cebollas, de pimientos y tomates de mil clases y más, el surtido mercado, la visita al castillo siempre recomendable, el pulpo, en fin, una buena mañana.