La “parada” en A PENA DO XASTRE es obligada…(7)