El tiempo - Tutiempo.net

viernes, 10 de octubre de 2008

CONTRIBUCIÓN TERRITORIAL Y OTROS IMPUESTOS EN TORBEO DE 1878 A 1941

En laprimera imagen copia de un recibo de CONTRIBUCION TERRITORIAL de 1877-1878 por importe de 2 pesetas y setenta centimos abonados por Juan Manuel Vazquez - abuelo de nuestra madre- (Ventosa – Torbeo) , en la siguiente tambien recibo de CONTRIBUCION TERRITORIAL (Rustica) por importe de 10 pesetas pagadas por Antonio Diaz Colmenero (nuestro abuelo materno), a continuación recibo del REPARTIMIENTO GENERAL PARA CUBRIR EL DEFICIT DEL PRESUPUESTO en 1933 por importe de 6 pesetas y dos centimos satisfecho tambien por Antonio Diaz Colmenero y por ultimo IMPUESTO PARA COMBATIR LAS PLAGAS DEL CAMPO de 1941 que tuvo que pagar Manuel Gomez Rodríguez (Torbeo). (Interesante ampliar las imagenes y leer integramente los recibos)
El primer intento de implantar un Catastro comprensivo de la riqueza territorial responde a la Ley 113 de las Cortes de 1817 y 1818 que encomienda a la Diputación la realización de un Catastro comprensivo de la riqueza territorial comercial e industrial de todos los pueblos del Reino. Pero aquella España del ochocientos careció de la información territorial que hubiera sido necesaria para que se pudieran aplicar las políticas que querían romper con las arbitrariedades que venian sucediendose. A grandes rasgos, la estrategia de los hacendistas españoles de 1845 consistió en adoptar algunos de los principales tributos vigentes en Francia, en cuyo seno refundieron gran parte de las viejas exacciones del Antiguo Régimen. Las Cortes de 1845 Real Decreto de 23 de mayo de 1845, aprobaron la creación de la Contribución sobre bienes inmuebles, cultivo y ganadería; la Contribución industrial y de comercio, el Derecho de hipotecas -que con el tiempo se denominaría Impuesto de derechos reales-, la Contribución sobre los inquilinatos y la Contribución sobre el consumo de especies determinadas, pronto conocida como Contribución o Impuesto de consumos. La Dirección General de Contribuciones Directas y Estadística ordenó, en 1850, la formación de registros generales de fincas en todos los municipios que fuesen capitales de partidos judiciales, entendiendo que serían una muestra representativa de la riqueza territorial. En 1870 se funda el Instituto Geográfico y con él llega un nuevo enfoque de trabajo: el avance catastral. Hacienda sospechaba de la existencia de una enorme ocultación de riqueza territorial y en 1870 propone otra rectificación de los amillaramientos, que no contó con suficientes recursos. En 1878 se vuelve a rectificar, nombrándose nuevas comisiones provinciales, que tampoco obtuvieron el fruto deseado. Finalmente, en 1895 el nuevo gobierno conservador optó por impulsar un catastro general por masas de cultivo y clases de terreno. A pesar de las deficiencias el sistema mejoro y estos impuestos llegaron a los mas reconditos rincones del pais. De esa epoca y posteriores son los recibos que podeis ver en las imágenes y que proceden de la casa de mi madre en La Ventosa. Las cantidades que ya tenian que abonar los sacrificados agricultores-ganaderos en aquellos años eran muy altas en relación con los escasos ingresos que obtenian de su actividad.

Si quieres ver lo publicado hasta hoy organizado por temas:

Por fecha de publicación

para enviar comentarios sobre esta web: torbeo@gmail.com