jueves, 13 de diciembre de 2012

Los castaños se visten de musgo…

Y en estas fotografías de Kike, del pasado fin de semana, se aprecia perfectamente. La falta de poda favorece el envejecimiento de la madera y por lo tanto el asiento de líquenes y musgos que no causan el mínimo daño al castaño. A pesar del abandono, todavía la mayoría de nuestros árboles permanecen a salvo de enfermedades. Las dos más comunes del castaño son “la tinta” y “el chancro”, esta ultima  causada por hongos (Cryphonectria parasitica) y “la tinta” por un microorganismo del “Reino Cromista”. En Torbeo no suelen verse castaños afectados por “la tinta” ya que las heladas de invierno dificultan su supervivencia y extensión. En cuanto al chancro, que si afecta a algunos árboles, según la descripción de PABLO GARCÍA BENAVIDES Y ENRIQUE MONTE VÁZQUEZ, “el primer síntoma que se aprecia es el amarillamiento y muerte del follaje y de las estructuras reproductivas del árbol, ya sean de una rama o del tronco principal, con marchitez posterior de las hojas y flores que pueden permanecer sobre el árbol durante largos periodos de tiempo. Cuando el follaje presenta estos síntomas, pueden aparecer en las ramas chancros elipsoidales, a menudo hundidos y con la madera expuesta en el centro. Los cinco síntomas más característicos del chancro son los siguientes:

• Presencia de ramas muertas con hojas marchitas de color marrón.
• Presencia de chancros en el tronco, ramas y brotes. Se reconoce la aparición
de un chancro por el enrojecimiento e hinchazón de la corteza.
Posteriormente, la corteza se rompe y se abre en fracturas longitudinales
• También pueden aparecer sobre el chancro pústulas de color amarillo o
naranja, especialmente cuando el clima es húmedo.
• Presencia de protuberancias acuosas por debajo del chancro.
• Desarrollo de micelio amarillo-parduzco en forma de abanico bajo la
Corteza.

No hay un tratamiento realmente efectivo y el mejor es sin duda la limpieza, eliminación de las partes afectadas y la retirada, destrucción o quema de los restos de poda.
Como le decía a Kike y he repetido aqui, la mayor enfermedad que hoy padecen nuestros castaños es el abandono  de la fraga, la falta de poda y limpieza que traen, entre otras  consecuencias,  la proliferación de arboles afectados por el chancro.






Si quieres ver lo publicado hasta hoy organizado por temas:

Por fecha de publicación

para enviar comentarios sobre esta web: torbeo@gmail.com