viernes, 10 de marzo de 2017

El “dignísimo” juez de Quiroga declara inocente al párroco de Tronceda de la acusación contra el planteada por parte del juez municipal de Ribas de Sil al negarse este a “autorizar” un matrimonio en la parroquia de Torbeo (El Norte de Galicia - marzo de 1903)

“Con la iglesia hemos topado” debió pensar el juez municipal de Ribas de Sil, cuando recibió el rapapolvo del Juez de Instrucción de Quiroga por denunciar al “ejemplar” párroco de Santiago de Tronceda, Don Emilio Caneiro, que se había negado a autorizar un matrimonio en la parroquia de Torbeo (texto e imágenes de la noticia reproducidos en la entrada al blog del día 2 de febrero www.torbeo.com). Muy curioso el relato de "Maximo":

EL NORTE DE GALICIA
Jueves 12 de marzo de 1903
“Acompañado de numerosos amigos compareció el 18 del pasado ante el juzgado de instrucción de Quiroga el ejemplar párroco de Santiago de Tronceda D. Emilio Caneiro, para responder a la denuncia contra el formulada por el juez municipal de Rivas del Sil. 
Como era de esperar, el dignísimo juez de Quiroga puso de manifiesto su inocencia, dando un solemne mentís al acusador. 
Estas lecciones no debe darlas al olvido el Sr. Rodríguez Álvarez, por demostrarle claramente que obra con muy poca cordura al intervenir en asuntos que nada le importan, y fiscalizar de un modo improcedente los actos de personas dignas. 
De desear seria que entregándose por completo al cumplimiento de sus deberes políticos, dejase de oponer obstáculos, como hasta la fecha vino haciendo, a las acciones buenas. 
M.



Si quieres ver lo publicado hasta hoy organizado por temas:

Por fecha de publicación

para enviar comentarios sobre esta web: torbeo@gmail.com