viernes, 9 de septiembre de 2011

SALVOCONDUCTOS a vecinos de Torbeo (año 1942).-

Torbeo no fue una excepción y como en el resto de España, en los años posteriores a la guerra civil de 1936, quienes querían desplazarse de un lugar a otro tenían que solicitar previamente un “salvoconducto” o permiso a la autoridad competente (el gobernador civil y por "delegación" el alcalde) que, salvo que el solicitante estuviera “encausado”, se  solía conceder para un periodo de  treinta días. Todos aquellos “movimientos” quedaban anotados en el correspondiente “libro de registro de salvoconductos” o “libro de registro de pasaportes y salvoconductos”. En la imagen el que le fue concedido en Mayo de 1942 a nuestro abuelo Antonio Díaz Colmenero, de la Ventosa,  para viajar por Orense y su provincia.

Si quieres ver lo publicado hasta hoy organizado por temas:

Por fecha de publicación

para enviar comentarios sobre esta web: torbeo@gmail.com