martes, 14 de julio de 2009

El Príncipe Hermenerico ... en Torbeo; LOS REYES SUEVOS DE GALICIA

LOS REYES SUEVOS DE GALICIA … HISTORIA DRAMATICA Este es el titulo del libro escrito por Don Benito Vicetto y publicado en la Coruña en 1860 (3 tomos). Extracto de este libro se publica en el periodico LA EPOCA en Madrid el jueves 15 de Diciembre de 1864 y es aquí donde hemos visto y leido por primera vez el capitulo en el que el autor situa las tropas de los ejercitos combatientes en Torbeo, por el año 411 y que dice asi: "....Hallábanse ambos ejércitos contrarios en Torbeo hacia donde se habían corrido, desde las inmediaciones de Orense, siguiendo los suevos la línea izquierda del Sil en busca de puente o bajo para pasarlo, y los galáicos la orilla derecha oponiéndose a ello. Los reales de Genthamundo se hallaban en Amandi y los del Príncipe Hermenerico en Torbeo. Las huestes de los galáicos ocupaban una extensión tan dilatada en la margen derecha del Sil , que desde ambasmestas hasta Anillo y Gundin no se veía mas que una muralla de carne, formada por los montañeses de los condados que se habían desplomado desde sus altivos riscos hasta el río. Aquello imponia al Principe Hemerico, pues le parecía imposible que Galicia pudiera reunir tanta gente bajo una bandera; pero les animaba a la lucha el valor y la organización de sus soldados, circunstancias que les conquistarían un triunfo decisivo sobre aquellas innumerables bandadas que acaudillaba el envenenador Genthamundo. El objeto del Príncipe Hermenerico al irse corriendo río arriba, era el de poder pasar el Sil por un punto ventajoso, y de lo contrario continuar su marcha por la margen izquierda hasta dar con las tropas suevas que habían huido de Lugo hacia las montañas de Caurel, y las que se hallaban en el Vierzo desde la muerte de Heurico II. El Sil es uno de los ríos más poéticos de Galicia; es el río de las arenas de oro, el de las aureanas y el de Enrique Gil. Sus enramadas son las más deliciosas del mundo, mezclándose la vid, con el naranjo, el olivo y otros árboles que maduran sus frutos al aire libre, mientras sus cercanías están como de luto cubiertas de escarchas, rocío y nieblas. El Príncipe Hermenerico continúo en Torbeo mas que en ningún otro punto; y esto desesperaba a Genthamundo , que anhelaba el momento que atravesara el río con sus tropas para derrotarlo en el transito. El Rey Genthamundo desapareció un anochecer de su campamento, se introdujo disfrazado en los reales del Príncipe: pero sus esfuerzos para envenenarlo eran infructuosos, porque el Príncipe en guardia con la muerte de su hermano y los condes suevos que sucumbieron en Lugo, no se alimentaba nada más que de huevos y leche de vaca. Sin embargo, no desespero del todo Genthamundo al ver que el Príncipe Hermenerico, con el pretexto o no de estudiar el terreno, pasaba la mayor parte de la tarde en las florestas de Cardeas. En estas florestas había manzanas cuya fruta era deliciosísima, y aureanas que como Yala parecían Ángeles. La compañía de Yala placía tanto al príncipe Hemerenico que no hacia mas que suspirar por ella..." Podemos ampliar la información a los interesados en el tema que asi lo deseen (torbeo@gmail.com).

Si quieres ver lo publicado hasta hoy organizado por temas:

Por fecha de publicación

para enviar comentarios sobre esta web: torbeo@gmail.com