martes, 27 de octubre de 2015

Por primera vez vemos publicada una oferta de empleo para Torbeo. La castaña es protagonista.

si, desde hace ya bastantes días la castaña es la indudable protagonista, además de tres “cuadrillas” digamos "fijas", una con más de quince trabajadores, la mayoría de los vecinos que pueden están dedicados a la recogida; más o menos mayores, activos o jubilados y otros que prolongaron su estancia veraniega ¡TODOS A LAS CASTAÑAS!. Y como se ve en el anuncio que reproducimos a continuación, aún faltan manos.
Y es que a un euro el kilo la cosa tiene más atractivo. Y que siga así, en estos tiempos cualquier trabajo o actividad que ayude a la economía personal o familiar es bien recibido.


Hasta los más pequeños  cogen castañas.-



La castaña despierta el otoño en el concello de Parada de Sil

El año pasado fue una magra cosecha: apenas pasaron de los 32.000 kilos. Pero un cálido verano y un septiembre que regaló algunas lluvias elevó a más del doble la recolección de castañas.
Primero fue la uva y ahora es lacastaña la que moviliza a la población de Parada de Sil, un municipio en el corazón de la Ribeira Sacra con alrededor de 700 habitantes repartidos en nueve parroquias.
Los bosques no son solo un activo turístico. También un recurso económico que provee, llegado el otoño, de dos de sus más preciados productos: la castaña y las setas. De ello obtienen beneficio los vecinos que disponen de fincas. Algunas son heredadas de antepasados que plantaron los castaños ahora centenarios. Al igual que en el resto de Galicia, predomina el minifundio.
No obstante, a diferencia de las pequeñas fincas de viñedo o de labor agrícola, que suelen estar cerradas, las parcelas del bosque no tienen muros, ni vallas. Eso permite que el visitante pueda pasear por senderos en los que el bosque se percibe como un gran espacio , un ecosistema que se extiende a lo largo de cientos de hectáreas.
En octubre y durante una campaña que suele durar entre cuatro y seis semanas, en nuestro caminar por el monte podremos encontrar jóvenes, pero sobre todo personas mayores, apañando castañas al pie  de los árboles. "Este año son muy buenas", comenta una señora que manifiesta una increíble agilidad recogiendo castañas y poniéndolas en un cubo que la acompaña a cada paso que da. Su hijo y su marido están también a la faena. Calculan que en esta cosecha recogerán en torno a los cuatro mil kilos de castañas, que luego venderán a un cliente habitual.
Sin embargo, la mayoría prefiere hacer uso de las instalaciones que ha dispuesto el Concello desde hace ya algunos años en un almacén cercano a la casa consistorial. Allí, un equipo formado por tres jóvenes manejan las dos máquinas cribadoras que seleccionan las castañas en función de su tamaño,lo que permite venderlas a mejor precio a un almacenista del Bierzo que todos los años viene a comprarlas.
La cosecha de este año será buena: se estima que llegarán a los 75.000 kilos, una cifra que duplica con creces los poco más de 32.000 kilos del año pasado. Los precios rondan entre 1,10 y 1,60 euros, según el calibre de la castaña, así que la campaña, además de dar trabajo durante mes y medio a tres jóvenes en el almacén, supondrá una buena paga extra para los paisanos.
Poco a poco se van acercando paisanos con sus sacos. Mientras, los senderos se llenan de excursionistas que se acercan a conocer los impresionantes tesoros que estos 60 kilómetros cuadrados de la provincia de Ourense esconde entre abismos sobre el Sil y  bosques que nos permitirían viajar en el tiempo hasta la misma Edad Media en la que Santa Cristina de Ribas de Sil era un monasterio poderoso. www.laregion.es 

Si quieres ver lo publicado hasta hoy organizado por temas:

Por fecha de publicación

para enviar comentarios sobre esta web: torbeo@gmail.com