lunes, 23 de enero de 2012

La carretera de San Clodio a Torbeo; una necesidad y reclamación histórica que con su tardía ejecución, en los años setenta, condiciono el desarrollo de nuestro pueblo.-

Es indudable que la  falta de una buena comunicación condiciona y limita de manera extraordinaria el desarrollo de los pueblos y eso es lo que ocurrió en Torbeo y otras muchas poblaciones  de montaña en este país  durante siglos,  pero especialmente en la segunda mitad del  veinte que es cuando  se produce el mayor desarrollo reciente de España y del que, debido en gran medida a esa ausencia de vía de comunicación rápida y más segura, nos vimos apartados. La carretera que uniría Torbeo y San Clodio, o mejor dicho; Torbeo con el ferrocarril primero y  con una vía de ámbito “nacional” (la N 120)  con posterioridad y con  servicios imprescindibles como la sanidad, se hizo esperar demasiado tiempo, a pesar de ser una infraestructura tan básica y necesaria para los habitantes de la zona. Los vecinos se vieron obligados a emigrar, en muchos casos, también por la falta de perspectivas que aquella antigua y difícil comunicación de Torbeo con el “progreso” les aseguraba. Durante muchos años prospero la oposición a la obra por parte de un nutrido grupo de individuos, con algun poder  e intereses personales y locales, vinculados a San Clodio que no supieron, o no quisieron,  ver que el freno al desarrollo de la parroquia de Torbeo y la despoblación que, en buena medida, ocasionaría la falta de esa carretera tampoco  les beneficiaria a ellos.
    Las circunstancias que ya en los setenta  hicieron al fin posible la construcción de la actual carretera  son conocidas, pero lo son menos los intentos anteriores como este que ahora hemos descubierto y que se remonta a 1931, que de haber prosperado es seguro que habrian cambiado mucho las cosas para nuestro pueblo. Se trata  del estudio previo para la posterior ejecución de la obra que, según podemos ver ahora en la prensa de aquella epoca, habían hecho ya los ingenieros de la Diputación  a instancias de  JUAN TIZON HERREROS (1) - Diputado Provincial del Distrito - que también se esforzó por conseguir, sin éxito,  que se iniciaran entonces los trabajos.

En distintos artículos publicados en “La Lucha” (“Organo de la Agrupación Socialista y de la Federación Agraria de la Provincia de ORENSE”) que reproducimos a continuación, se da cuenta de las difíciles circunstancias sociales, políticas y económicas,  que en aquellos años condicionaron la ejecución de tan importante obra para Torbeo.
                                



(1) En la Wikipedia: Juan Tizón Herreros (La Coruña, 23 de enero de 1895 - Oporto, 25 de diciembre de 1945) fue un escritor y político español, exiliado durante la Guerra Civil Española.Trabajador del ferrocarril, militó en el Partido Socialista Obrero Español y en la Unión General de Trabajadores. Dirigente de la agrupación socialista local de La Coruña se trasladó a Monforte de Lemos por motivos laborales, donde fue elegido secretario local del Sindicato Nacional Ferroviario de la UGT. [  ][]Salió elegido diputado del PSOE a las Cortes en las elecciones generales de 1931 por la provincia de Lugo,[] pero por irregularidades en la provincia se repitieron las elecciones y perdió el acta…Fue vicepresidente de la Diputación Provincial de Lugo y presidente de la primera Gestora Republicana de Monforte de Lemos. Detenido durante los sucesos de 1934 pasó algún tiempo en prisión. Alcalde de Monforte de Lemos del 18 de marzo al 20 de julio de 1936, intentó organizar la resistencia local a la sublevación del ejército, formando una milicia local e incautando armas, pero tras declararse el estado de guerra y ser ocupadas las calles de la ciudad por la Guardia Civil tuvo que huir; refugiándose en casa de amigos portugueses, entre ellos Mário Soares, en la ciudad portuguesa de Oporto, donde falleció y en cuyo cementerio está enterrado. Durante su estancia en Portugal, trabajó para los servicios secretos ingleses. En Monforte durante toda la época franquista se le dio por muerto, "paseado" por algunos de los escuadrones de la muerte falangistas, ya que se había fusilado una placa conmemorativa que existía en una fuente por él inaugurada, lo que se interpretó como una señal de su muerte.

Si quieres ver lo publicado hasta hoy organizado por temas:

Por fecha de publicación

para enviar comentarios sobre esta web: torbeo@gmail.com