viernes, 11 de mayo de 2018

En mayo y ya leemos alguna noticia de incendios en nuestra tierra. Hace pocos días que hemos podido comprobar, no es ninguna novedad, que en Torbeo tenemos aldeas y grupos de casas rodeadas de zarzas, madera, monte y pronto hierba seca. Por esto cada vez con más frecuencia las llamas llegan a núcleos habitados.

La norma dice que a menos de 15 metros de las casas no puede haber plantaciones de árboles ni maleza. Entre los 15 y los 50 metros solo puede haber frondosas caducifolias y separadas siete metros entre sí. Eucaliptos, pinos y acacias tienen que estar más allá de esos 50 metros.

Al respecto una instrucción  de Medio Rural publicada el 7 de mayo dice “… corresponde aos concellos a competencia de vixiar e impoñer o cumprimento forzoso da obriga de xestión da biomasa vexetal e de retirada de árbores, de ser o caso, no ámbito das redes de faixas secundarias de xestión nunha franxa de 50 metros dende as os núcleos de poboación en xeral e calquera vivenda illada ou edificación, así como depósitos de lixo, cámpings, gasolineiras e parques e instalacións industriais situados a menos de 400 metros do monte. Do mesmo xeito, tamén son competentes na faixa perimetral de 50 metros arredor das novas instalacións destinadas a explotacións agrícolas, gandeiras e forestais e as vivendas vinculadas a estas, así como as novas urbanizacións e edificacións que afecten zonas de monte ou de influencia forestal que non teñan continuidade inmediata coa trama urbana e que sexan estremeiras con monte ou con zonas de influencia forestal. Pola contra, en todos o resto de casos é a Administración autonómica quen debe facer cumprir as obrigas sinaladas.”

Por otra parte tambien se ha publicado:
“Medio Rural amplía en un 70% las ayudas para limpiar montes ante la avalancha de peticiones recibidas
La convocatoria inicial con 7 millones de euros para tareas de prevención de incendios aumentó hasta los 12. Más de 700 proyectos aspiran a los fondos”…

Y esto otro:
La ley contra incendios tropieza con la falta de personal en los concellos para ejecutarla
Los ayuntamientos piden auxilio administrativo a la Xunta para gestionar los expedientes

En fin, todos tendremos que poner de nuestra parte, nosotros en la medida que podemos, usamos la desbrozadora cada vez que estamos allí. Pero, como podéis ver en las imágenes, hay zonas en las que la actuación de las administraciones tendría que ser urgente para evitar males mayores, porque hay aldeas, como la nuestra, en las que ya no hay nadie que pueda realizar esas tareas y la maleza, la madera de hundimientos y derribos, que en ocasiones han sido realizados por el propio concello, son un peligroso combustible.










Si quieres ver lo publicado hasta hoy organizado por temas:

Por fecha de publicación

para enviar comentarios sobre esta web: torbeo@gmail.com