viernes, 24 de octubre de 2014

Los restos de la fortaleza de Torrenovaes, en Quiroga

Seguro que muchos habéis sentido la curiosidad de conocer estas ruinas y hecho el paseo que desde la misma orilla de la N 120 (a unos tres kms de la vecina Quiroga) conduce a lo que se conserva de esta fortaleza medieval, para aquellos que todavía no la conocéis estas fotografías de Jorge Rodríguez   os animaran a hacer la corta pero muy interesante excursión.
















 “Sus orígenes se remontan al siglo X.  La torre, del siglo X, es la más antigua, pudiéndose levantar sobre las ruinas de un antiguo emplazamiento suevo o quizás castrexo. Sus muros, de casi cuatro metros de espesor nos dan una idea de su carácter defensivo. Su planta es cuadrada y cara al sur presenta una puerta con bóveda de medio punto de "pedra cabaleira" de un color rubio intenso que denota un alto nivel de oxidación de hierro que contiene este tipo de piedra.
El otro edificio es el palacio, que data de un siglo más tarde (s. XI). Es de planta trapezoidal y fue construido por los Caballeros de San Juan de Malta, una orden de monjes guerreros que procuraban la vigilancia de los peregrinos. En su entrada, también formada por un arco de medio punto, se puede apreciar aún hoy la Cruz de Malta que se encuentra grabada sobre una piedra. Aunque solitario y mal señalizado, no debemos perdernos esta joya de fortificación. La ladera del monte donde se ubica  fue "cortada" para el paso de la carretera, dejando las murallas del castillo al borde del precipicio donde podemos observar los restos de la antigua muralla que circundaba al castillo. También disfrutaremos de una buena panorámica del Sil y su valle en Terras de Quiroga. Desde aquí comienza también una ruta conocida como Ruta da Encomenda.”

La leyenda de la princesa de Torrenovaes:



Si quieres ver lo publicado hasta hoy organizado por temas:

Por fecha de publicación

para enviar comentarios sobre esta web: torbeo@gmail.com